Skip to content

2 Comments

  1. Luis Manteiga Pousa
    27/01/2023 @ 19:32

    Esa frase creo que sólo vale para algunos casos, quizás la mayoría. Está pensada para la bondad humana. Pero ¿Y la maldad? ¿Y si a alguien le gusta que le hagan cosas malas? Entonces él también tiene que hacerlas. Y lo que uno puede considerar deseable para si puede no serlo para el otro. Por no hablar de los casos extremos de psicópatas, sádicos, masoquistas, sadomasoquistas…en donde lo que quieren unos y otros se torna muy complicado.

    Reply

    • Claridad Mental
      30/01/2023 @ 11:21

      Gracias por compartir tu reflexión Luis. Técnicamente se podría aplicar tu enfoque a la frase, aunque creo que Confucio le daba una visión más empática y “respetuosa” hacia los demás. A mi personalmente me gusta darle un enfoque mas estoico o solitario, en el aspecto de que como no espero nada de nadie y busco la tranquilidad sobre todas las cosas, yo tampoco le hago nada a nadie y dejo estar a los demás. Pero esto es lo bonito de leer e interpretar este tipo de frases, ya que se le pueden dar sentidos diferentes en función de las vivencias y experiencias del lector. ¡Un saludo!

      Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.