Nietzsche: Quien tiene un por qué para vivir puede soportar casi cualquier cómo.