Marie Curie: Nada en la vida debe ser temido, solamente comprendido. Es hora de comprender más, para temer menos.