Jim Lovell: Agradece los problemas. Si fueran menos difíciles, alguien con menos capacidad podría tener tu puesto.