Gloria Estefan: La triste verdad es que la oportunidad no llama dos veces a la puerta.