Walter Hagen: Sólo estás aquí para una corta visita. No tengas prisa, no te preocupes. Y no dejes de oler las flores por el camino.