Robert Southey: No hay distancia o tiempo que pueda disminuir la amistad de aquellos que están completamente convencidos del valor del otro.