Anaïs Nin: No vemos las cosas por lo que son. Las vemos por lo que somos.