Alyssa Milano: Primero, acepta la tristeza. Date cuenta de que sin perder, ganar no es tan bueno.