Joyce Meyer: No hay persona más feliz que una persona verdaderamente agradecida y contenta.