Henry Ward Beecher: La gratitud es la flor más hermosa que brota del alma.