Harry Callahan: La experiencia es el mejor maestro de todos. Y por ello, no hay garantías de que uno se convierta en artista. Sólo importa el viaje.