George López: Cuando las cosas van mal, es el mejor momento para reinventarse.