Euripides: un fiel amigo vale lo que diez mil familiares