Alphonse Karr: Algunas personas siempre están refunfuñando porque las rosas tienen espinas; yo agradezco que las espinas tengan rosas.